Menu

Noticias

“Pensar que las ideas son apropiables es andar por un camino que no tiene retorno”

08.29.05 / None

Foto Jorge Contreras, SIMAS.

Beatriz Busaniche* ¿Alguna vez ha usado software libre?, ¿Si?, ¿No?, ¿No lo sabe? Bueno, si alguna vez ha navegado por Internet, entonces usted efectivamente ha usado software libre. Por si no lo sabía, actualmente más del 70% de la red Internet está sustentada por software libre. Invitada por la Fundación Heinrich Boell, el Centro Humboldt y la Alianza de protección a la Biodiversidad, Beatriz Busaniche de la Fundación Vía Libre y de la Fundación del Software Libre de América Latina aprovechó la gira de trabajo en Nicaragua para compartir los aspectos políticos y éticos del Software Libre. Por su importancia, publicamos parte de su disertación acerca del software libre. ¿Qué el software libre? Cuando se hace referencia al software libre no estamos hablando de una nueva alternativa al monopolio de transnacionales como Microsoft, por el contrario, hablar de software libre es hablar de la historia misma del software. Cuando hablamos de software debemos pensar que el software se escribe, por lo tanto nos referimos a lenguajes, así como el inglés, francés o japonés, el software se escribe con lenguajes pero que expresan mandatos u órdenes para que ejecute el hardware, es decir, para que su computadora realice una tarea. Entonces, simplificando la cuestión, podemos decir que el software es aquel que da las órdenes para que las máquinas funcionen. Los computadores son cajas bobas que obedecen las órdenes escritas por alguien, que dicta a la máquina lo que tiene que hacer, el software es un texto escrito en un lenguaje de programación. Esto es lo que nosotros llamamos código fuente o código originario. Este texto lo desarrollan los humanos y está escrito en un idioma que se puede entender, mejorar, modificar, copiar, cortar pedazos y pegarlo en otro texto y demás. Sin embargo, ese no es el idioma que entiende la computadora. Para que la máquina efectivamente entienda las órdenes, el código fuente se debe compilar -traducir- a lenguaje de máquina, es decir, el código binario o ejecutable. ¿Cómo es que puede el software ser libre? A pesar de todo el marketing que las grandes empresas de software privativo nos han querido vender, la verdad es que al principio el software era libre, en los primeros tiempos lo normal era compartir el código líbremente. Claro, ahora muchos dicen que el concepto de software libre no existía y por supuesto que no existía, porque no era necesario, nadie tenía que nombrarlo así pues nadie podía imaginarlo de otra manera. Cuando se construye la red Internet en las universidades norteamericanas, fue bajo el ideal de compartir información e interactuar a partir de esos códigos de los que hablamos en principio. Lamentablemente hemos sido víctimas de un bombardeo de marketing que nos ha hecho creer que el software es sólo eso que viene en un CD, en una caja de colores con algún holograma extraño y que se hace en Estados Unidos. El espíritu del software no está allí. Como ya dijimos, el software es un texto fuente y los primeros programadores que construyeron las aplicaciones críticas para que funcione y se sostnga la Internet, lo crearon así, porque esta era su cultura, una cultura de compartir y no esconderlo el conocimiento, así muchos otros podían compartirlo y mejorarlo. A mediados de los años 80 el negocio cambio y hubo empresas que empezaron a considerar que había un gran negocio detrás del software, sino pregúntenle a Bill Gates que se ha convertido en el hombre más rico del mundo sin ser siquiera un gran programador. El negocio del software privativo comenzó cuando las empresas empezaron a esconder la fuente, asegurándose que nadie pudiera aprender de lo que estaba hecho y que solamente ellos pudieran corregirlo y modificarlo, convirtiéndose en un modelo bastante perverso que hoy lamentablemente se ha naturalizado para un alto porcentaje de la población. En lo personal me da mucha risa cuando dicen: ¡el software libre es una nueva alternativa! El software libre no es nuevo, no es algo que esta de moda hoy, nos han vendido tanto marketing y lo hemos interiorizado en la cabeza que el software es solamente la caja de colores que nos manda Bill Gates desde Estados Unidos y nos hemos olvidado de su historia y de cómo se construye el software. El software libre es la base de las comunidades más antiguas. Esta semana que he convivido con tantas personas que defiende el derecho a que los campesinos conserven su tradición para conservar y desarrollar sus propias semillas, para mí es exactamente lo mismo, es el derecho de los programadores, de los hackers, a conservar su cultura. ¿Cual es la diferencia entre el software libre y el privativo? En las Fundaciones de Software Libre usamos el concepto de software privativo porque priva a usuarios y desarrolladores de ciertos derechos. Pero hagamos un poco de historia. La Fundación del Software libre nació formalmente en enero del 1985, cuando RMS dio marco legal a su idea de crear y mantener software libre para preservar su comunidad. Para quienes dicen que el Software libre surge como alternativa a Microsoft, vale recordar que por entonces, Bill Gates apenas había salido del garaje, todavía no había construido el imperio que tiene hoy día. Richard Stallman fundó el concepto de software libre por una razón sencilla: preservar su comunidad, así como hay comunidades y pueblos indígenas tratando de preservar su cultura, el de preservar sus semillas. Esta es una comunidad que esta luchando por preservar su cultura, su derecho a seguir construyendo un software basado en principios éticos. Pero veamos entonces cuál es el concepto de Software Libre acuñado por la Free Software Foundation: Cuando hablamos de software libre hacemos referencia a un software que nos garantiza cuatro libertades: 1. La libertad cero. La libertad de usar el programa con cualquier propósito, eso significa que con el software se puedo hacer lo que uno desee. 2. La libertad de estudiarlo y adaptarlo a mis necesidades. Significa que yo tengo la libertad de leer el código fuente y si se programar lo puedo modificar y si no se programar puedo pagarle a otra persona para que le haga esas modificaciones. 3. La libertad de hacer y distribuir copias. Hoy las corporaciones hablan de piratería, copiar no es piratear. El delito que se comete es de copia ilegal, piratear es asaltar barcos, violar mujeres, tomar pueblos. Copiar no es piratear, la piratería es un invento del marketing que nos han estado vendiendo las corporaciones. Con software libre se puede copiar, copiar y copiar porque se está en condiciones legales de hacerlo ya que garantiza la libertad de copiar y distribuir copias. 4. La libertad de corregir el programa y publicar las mejoras. Supongamos que alguna personas toman el programa y lo mejoran, le agregan algunas funcionalidades, alguna característica, estas personas son libres de publicarlo,y de hecho se fomenta la publicación porque así se construye el software en nuestra comunidad. ¿Cómo se mantiene libre el software? El símbolo de nuestra fundación es un ñu, el fundador de la Fundación es aficionado a los juegos de palabra y GNU significa “Gnu is Not Unix” un juego de palabras de programadores. pero con tanto software libre y tanto código publicado en la red, alguien me puede decir: ¿Acaso no puede venir alguien y hacer software privativo con esto? La respuesta es no porque la fundación tiene un instrumento legal, un marco jurídico que respetamos y hacemos respetar. Uno de los pilares de nuestra comunidad es lo que denominamos Licencia Pública General de GNU, la licencia GPL. Un detalle importante es que más del 60% del software libre que está distribuido en el mundo esta publicado bajo la licencia GPL. La licencia GPL estipula que quien recibe software bajo esa licencia tiene la libertad para usar el software, estudiar el código fuente y adaptarlo a sus necesidades, hacer todas las copias que estime conveniente, modificar la fuente y redistribuir todas sus mejoras siempre y cuando (aquí esta la cuestión clave de la licencia GPL), tel trabajo derivado que se distribuye del software siga bajo la licencia GPL. Esto es lo que hace que nuestro software se mantenga libre con el transcurrir del tiempo. Eso es lo que nosotros llamamos Copyleft. ¿Por qué es importante hablar de las licencias de software? Cuando ustedes reciben un software viene con una licencia, ustedes no compran software, lo que ustedes adquieren es un permiso de uso. Ustedes no compran ningún derecho sobre ese software, compran una copia del sistema operativo Windows y ciertos permisos para usarlo de una determinada manera. Los derechos del software siempre pertenecen a la Microsoft, asegurándose que puede hacer con el software que ustedes tienen instalado en su computador lo que les venga en gana. Estas licencias, así como la licencia GPL de la que ya hablamos, están basadas en las leyes de Copyright o derechos de autor (según cómo se denominen en cada país). ¿Y la cuestión de la propiedad intelectual? Como sabrán existen regímenes jurídicos que se denominan "propiedad intelectual", la primera cosa que yo suelo decir es que el día que nosotros adoptemos el discurso de las corporaciones, estamos derrotados, porque la primera batalla se gana en el discurso, se gana en el pensamiento y en la forma en como uno se expresa. Cuando nosotros adoptamos la palabra "propiedad intelectual", asumimos una palabra tramposa, porque las ideas no son apropiables, no existe régimen jurídico en el mundo que otorgue a nadie propiedad sobre una idea. El concepto de "propiedad intelectual" es una falsedad, si lo adoptamos y lo usamos así estamos entregando una batalla que tenemos que pelear, nos tenemos que negar abiertamente a que las ideas sean apropiables. "Propiedad intelectual" es un concepto acuñado por aquellos que nos quieren hacer creer que las ideas, las creaciones intelectuales, los textos que escribimos, las canciones, el software que desarrollamos, las fotos que sacamos, las pinturas que pintamos, las cosas que inventamos son similares a la propiedad material. Cuando hablamos de propiedad hacemos referencia a algo que tiene ciertos atributos y uno de los atributos que tiene la propiedad es que el mismo propietario lo puede destruir. Por ejemplo, si soy propietaria de un vaso -que es un bien tangible- yo puedo romperlo, puedo venderlo, prestarlo o regalarlo. ¿Qué pasa con una idea?, ¿A caso puedo arrebatarles las ideas que les estoy trasmitiendo?. Mientras estoy conversando comparto ideas y eso no podemos controlarlo. Existen algunos atributos de las ideas que es importante destacar, y que hacen que no se las pueda considerar "propiedad"en el sentido habitual de la palabra: las ideas no se degradan con el uso, no hay un uso competitivo de las mismas (es decir, en el caso de bienes tangibles, quien lo tiene priva a otro de su tenencia, o uso, en las ideas, esto no ocurre). Las ideas no se gastan y mientras más se comparten más se multiplican. Estos principios son propios del mundo de las ideas, y hacen que las mismas no puedan caer bajo el manto conceptual de la propiedad. Pensar que las ideas son apropiables es andar por un camino que no tiene retorno. Ninguna legislación del planeta reconoce que las ideas son apropiables. La Constitución de los Estados Unidos, que lamentablemente es uno de los principales impulsores de estas leyes de "propiedad intelectual", no reconoce propiedad a los autores sobre sus obras, tampoco reconoce propiedad a los inventores sobre sus inventos. Lo que dice la Constitución Política de Estados Unidos en relación a las obras intelectuales, obras de autor, es que el Congreso podrá otorgar mediante mecanismo de monopolio limitado, algunos derechos a los autores e inventores sobre las obras pero refuerzan lo de monopolios limitados y únicamente con el objetivo de fomentar el progreso de las artes y de las ciencias. El copyright regula copias, el copyright no regula ninguna otra cosa que sea copia. Por tanto, si yo tengo un libro, lo puedo quemar, usarlo de almohada, prestárselo a mi prima, a mi madre, a toda mi familia para que lo lea, lo pueden leer 80 personas y después puedo donarlo a la biblioteca de la escuela. Todos esos son usos no regulados, son usos legítimos porque las leyes de copyright, solamente me restringen a mí de hacerle copias. Solo regulan la copia. Las regulaciones extraordinarias que se imponen en el software privativo están contempladas en las licencias, en los términos de uso, que lamentablemente estamos muy poco acostumbrados a leer. Es hora de prestar atención a esto, pues el modelo de licencias privativas y restricciones de hecho ya está llegando a varios otros sectores, como los libros, la música y la cultura en general. Por tanto, lo hecho por el software libre es un ejemplo de lo que pronto tendremos que empezar a pensar en otras esferas de nuestra cultura. Creo que el mejor ejemplo de redistribución de la riqueza en el mundo ha sido el uso y la construcción de software libre. En Nicaragua debemos trabajar estratégicamente en el tema de software libre, avanzar en migraciones y en la formación política en el corto y mediano plazo. Y por supuesto prestar extrema atención a tratados internacionales como el CAFTA que traen imposiciones y regulaciones fuertes en materia de patentes y copyrights que pueden poner en riesgo nuestro derecho al libre acceso a la cultura. Para mayor información puede visitar la página www.vialibre.org.ar y www.fsfla.org Para lecturas complementarias www.gnu.org www.fsf.org www.fsfeurope.org *- Licenciada en Comunicación Social Activista del Software Libre y miembro de la Fundación Vía Libre (www.vialibre.org.ar) y de la Fundación del Software Libre de América Latina.


Temáticas:
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

Michael convertido en huracán y amenaza a Cuba, México y EUA


10.08.18 / LEER MÁS >>

WhatsApp introducirá anuncios en el estados a partir de 2019


10.03.18 / LEER MÁS >>

¿Sabe usted que al temporal de esta semana le llaman convección?


09.26.18 / LEER MÁS >>