Menu

Noticias

Alto a las Negociaciones en Agricultura de la OMC!

08.12.05 / None

Foto Mercedes Campos

MAELA* La OMC debe salir del sector de la agricultura para así asegurar una soberanía alimentaría en todo el mundo; la OMC es la antítesis de la idea que pueblos soberanos deciden ellos mismos sobre su alimentación. Por la protección de la Soberanía Alimentaría de los Pueblos! Creando Crisis Gobiernos, ambos de países desarrollados y en vía de desarrollo The governments of both developed and developing countries se enfrentan a la opción de sacrificar los derechos de la mayoría de sus poblaciones a la soberanía alimentaría y empleos dignos a cambio de un acceso aumentado para las grandes empresas a los mercados internacionales. Las negociaciones en agricultura al interior de la Organización Mundial del Comercio (OMC), continúan y los negociadores gubernamentales son presionado para ceder la competencia para gobiernos nacionales y locales de establecer de manera democrático sus propias políticas para alimentar sus pueblos y apoyar su campesinado a cambio de un incremento en el acceso a los mercados internacionales para sus principales exportadores. La OMC debe salir del sector de la agricultura para así asegurar una soberanía alimentaría en todo el mundo; la OMC es la antítesis de la idea que pueblos soberanos deciden ellos mismos sobre su alimentación. A pesar de las escaramuzas entre los mayores países comerciantes y algunos grupos de países en vías de desarrollo sobre metas específicas y guarismos, los miembros de la OMC parecen en general no desear aceptar el hecho que el problema fundamental se encuentra en la estructura misma de la Organización Mundial de Comercio y en el marco de trabajo del Acuerdo de Agricultura (AdA). A través de disciplinas concebidas para sus tres “pilares” (acceso al mercado, apoyos internos y subsidios a la exportación) la Ada promueve y crea intereses en el monopolio de la producción, dejándola en las manos de los mayores productores y exportadores mundiales, mientras que el resto del mundo está sufriendo. Y así como han demostrado las negociaciones una y otra vez, a lo largo de los últimos diez años, la OMC no es un espacio de cooperación sino de competición. Desde el colapso de la Cumbre Ministerial de la OMC en Cancún, los Estados Unidos y la Unión Europea han tratado de revivir las conversaciones comerciales paradas, invocando la tan nombrada Agenda de Doha para el Desarrollo (DDA). Sin embargo, no han aparecido nuevas propuestas que se dirijan de una manera seria a las preocupaciones planteadas por los países en desarrollo en Cancún, en relación al comercio en la agricultura, como lo es la fórmula UE-EEUU para la reducción de tarifas y su poca disposición a cortar con los subsidios a las exportaciones -más que simplemente decir que lo van a hacer- así como los esfuerzos repetidos para esconder subsidios, moviéndolos entre las cajas Verde y Azul. Tampoco los mayores comerciantes han hecho algún esfuerzo para dirigirse a las inquietudes de millares de campesinos y campesinas que protestaron en Cancún exigiendo sus derechos por una soberanía alimentaría y por sus sustentos de vida, mostrando con esto una completa indiferencia a las razones que llevaron a Mr. Lee, un agricultor coreano, a sacrificar su vida en señal de protesta. El colapso durante la Cumbre Ministerial de Cancún reveló la necesidad y el derecho de los países desarrollados a proteger su campesinado, su agricultura y su soberanía alimentaria. Y es esto precisamente lo que sigue ignorándose por todos los miembros de la OMC en el seguimiento luego de Cancún. * Movimiento Agro ecológico de América Latina y Caribe, MAELA Ver articulo completo.


Temáticas:
Conservación de los recursos naturales,

Tambien puede interesarle

Un biofiltro para reciclar agua servida y regar el huerto


08.14.18 / LEER MÁS >>

Diez secretos oscuros de la industria de la moda


08.08.18 / LEER MÁS >>

En su 26 Aniversario, SIMAS: "Por más siembra de conocimientos"


07.26.18 / LEER MÁS >>