Menu

Noticias

Hambre, Hambre Extrema y Hambruna e Inanición en Nicaragua

08.03.05 / None

Comunidad Las Palmeritas, León. Foto Douglas Stuart

El Programa de Intercambio, Diálogo y Asesoría en Agricultura Sostenible y Seguridad Alimentaria (PIDAASSA), presentará este próximo 26 de agosto el estudio “Hambre, Hambre Extrema y Hambruna e Inanición en Nicaragua” realizado en 16 municipios de los departamentos Boaco, Carazo–Litoral, León–Chinandega y Norte, realizada en el período de invierno, tiempo donde se espera mejora la disponibilidad de alimento. La investigación se ejecutó con el propósito de identificar la cantidad de alimentos consumidos dentro de los hogares, para estimar a partir de ellos la magnitud de la ingesta calórico (kilocalorías) en cada uno de sus miembros y valorar las categorías de hambre (hambre, hambre extrema y hambruna e inanición) vividas en estas por los pobladores en las comunidades. El estudio se desarrolló con el apoyo financiero de Pan Para el Mundo y el apoyo técnico de técnicos/as y promotores/as de las organizaciones: Asociación de Desarrollo Municipal (ADM), SOYNICA, COOPPAD y Programa de Campesino a Campesino (PCaC-UNAG). La encuesta se aplicó en 1,121 hogares, distribuidos territorialmente en: .- Región Norte (en los municipios de Macuelizo, Jícaro, Ciudad Antigua, San Lucas y Somoto): 562 de 3,430 hogares (16.4%) de 54 comunidades. Esto corresponde al 50.1% del total de hogares encuestados. .- León–Chinandega (en los municipios de Santa Rosa del Peñón, Villanueva y Santo Tomás): 249 de 1,954 hogares (12.7%) de 20 comunidades. Esto corresponde al 22.2% del total de hogares encuestados. .- Carazo-Litoral (municipio de Diriamba): 135 de 1,637 hogares (8.25%) de 12 comunidades. Esto corresponde al 12.1% del total de hogares encuestados. .- Boaco (municipios de San Lorenzo y Camoapa): 175 de 1,980 hogares (8.84%) de 15 comunidades. Esto corresponde al 15.6% del total de hogares encuestados. Los Hallazgos El estudio caracteriza las condiciones secas y el ambiente inhóspito para la agricultura y la población en hogares que no logran cubrir los tiempos de alimentación necesarios debido a las características del territorio. Se índica que una de las causas del hambre esta asociada al acceso a la tierra, indispensable para la producción de alimentos. De los 1,121 hogares en estudio el 69.8% (783) manifiestan no tener acceso a suficiente tierra para producir alimentos. A esto se suma el agravamiento de las condiciones climáticas en especial los problemas alrededor del agua condición básica para la vida. Queda también en evidencia que los hogares no siembran lo necesario para asegurar sus demandas mostrando altos déficit y que será necesario disponer de mayores áreas sembradas para obtener las cantidades de alimentos demandadas por los hogares o aumentar los rendimientos en estas mismas áreas. Se logra conocer los hábitos alimenticios de los hogares, las kilocalorías proporcionadas por los alimentos consumidos y algunas causas que han generado condiciones de hambre. El 75.96% de las kcal ingeridas por las hogares provienen de los granos básicos: maíz, millón, arroz y frijoles. La mayoría de las familias manifiestan alta disponibilidad para trabajar en función de la búsqueda de sus alimentos. Se percibe cierta vergüenza alrededor de la dependencia de donaciones para suplir sus necesidades alimenticias por lo que muchos de ellos/as han desarrollado trabajos temporales participando en proyectos de alimentos por trabajo o la reparación de caminos comunitarios. Para mayor información contactarse con Luci Morren, soynica@ibw.com.ni


Temáticas:
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

Foro Nacional: Transgénicos un riesgo para la agricultura en Nicaragua


02.19.18 / LEER MÁS >>

Tipos de vulnerabilidad en dependencia del lugar donde viva


02.19.18 / LEER MÁS >>

¿Tiene antojos de saborear una deliciosa sopa de queso?


02.14.18 / LEER MÁS >>