Menu

Noticias

Feria de Arquitectura Rural: Materiales, diseños y proyectos alternativos

11.26.04 / None

El Servicio de Información Mesoamericano sobre Agricultura Sostenible (SIMAS) es una pequeña ONG que trabaja desde 1992 en manejo de información y comunicación rural. Somos un equipo de trabajo multidisciplinario cuya misión es tender los puentes y construir los escenarios para que puedan encontrarse y dialogar las distintas propuestas alternativas que están orientadas a consolidar el desarrollo del mundo rural. Desde el año 2002, SIMAS organiza anualmente un evento orientado a destacar la cultura rural. En el 2002 fue la exposición fotográfica “Mundo rural: gente, paisajes y detalles”, en el 2003 fue la producción del video “Felipe Urrutia, tesoro vivo de la cultura popular” y de dos CD de música campesina. Y en el 2004, con la Carrera de Arquitectura de la Universidad Centroamericana, organizamos esta Feria de Arquitectura Rural. Cuando pensamos en este proyecto a finales del año pasado, aspirábamos a proporcionar un espacio –a través de un libro y una feria- para que los estudiantes, profesionales y organizaciones vinculadas a la construcción y la sociedad en general, pudieran sensibilizarse y volver la mirada hacia el mundo rural en cuanto a su legado, formas, colores, espacios y materiales. Nuestro propósito era mostrar lo que hay y lo que se hace, compartirlo y ponerlo al servicio de quienes tienen en su mente y en su corazón la inquietud porque nuestras viviendas reflejen nuestro origen y nuestra identidad. Esta Feria no es un culto a la pobreza, sino un homenaje a nuestro origen, a nuestro pasado y a la diversidad que hemos heredado. Porque, como dijera Le Corbusier: “El respeto hacia el pasado es una actitud filial y natural para todo creador Nuestro país tiene hoy un déficit superior al medio millón de de viviendas urbanas y rurales. El derecho humano a tener una casa digna es una meta que no parece tener inicio. Mientras las clases populares se hacinan con sus familias en pequeños espacios que a diario se transforman para hacerse cuartos, sala, comedor, taller de trabajo o pulpería, la clase media generalmente se ve atrapada en una oferta regida por los deseos de lucro que está generando casas uniformes, de mala calidad y que muy poco o nada tienen que ver con la preservación y el cuido de las aspiraciones y necesidades de la gente, del ambiente donde se vive y de los recursos que nos ha prodigado nuestra tierra. Que lejos parecemos estar de aquellas palabras del maestro: “Arquitectura es todo: su silla y su mesa, sus muros y sus habitaciones, su escalera o su ascensor, su calle, su ciudad.. la arquitectura es una misión que reclama vocación a sus servidores.. es un acto de amor y no una puesta en escena .. (es) el poder de la invención, de la creación que permite entregar lo más puro de si mismo para brindar la felicidad al prójimo, la felicidad cotidiana de la vivienda...” Ahí es donde nosotros pensamos que tiene sentido volver nuestra mirada al mundo rural y la naturaleza que le sustenta para buscar esa esencia que nos puede ayudar como especie a vivir en paz con nosotros mismos, como parte de este planeta y no como sus dueños. Esta mirada al mundo rural y a la naturaleza es una forma de entender de donde venimos. Es la base para desarrollar nuestra inteligencia y nuestra capacidad creativa sin sacrificar nuestra identidad como personas y como nación. Le Corbusier se lo dijo a sus estudiantes en Francia a finales de los años 50 con palabras que no pierden vigencia: “El estudio del folklore no proporciona fórmulas mágicas capaces de resolver los problemas contemporáneos de la arquitectura: informa íntimamente acerca de las necesidades profundas y naturales de los hombres, manifestadas en las soluciones experimentadas por los siglos. Nos muestra al “hombre desnudo” vistiéndose, rodeándose de utensilios y de objetos, de habitaciones y de una casa, satisfaciendo razonablemente a lo indispensable...” “El folklores es un objeto de estudio y no de explotación. El estudio del folklore es una enseñanza. Nuestras escuelas harían bien en enviar a sus estudiantes a los campos de Francia, y no a Roma” . Esta Feria de arquitectura rural, materiales, diseños y proyectos alternativos es para nosotros un homenaje a lo nuestro, un reconocimiento a quienes lo promueven y lo defienden y un llamado a nuestros jóvenes estudiantes de arquitectura para que vuelvan sus ojos y sus corazones al mundo rural y a la naturaleza que es al mismo tiempo origen y destino. De parte de nuestra Junta Directiva y del personal de SIMAS, agradecemos a personas y organizaciones que contribuyeron a hacer realidad este sueño: • Vera Amanda Solís, Decana de la Facultad de Ciencia y Tecnología, y Martín Majewski, Coordinador de la carrera de Arquitectura, por hacer propia esta propuesta. • A los estudiantes de III año de Arquitectura de la UCA y de la UAM que exponen sus investigaciones y proyectos. • A los profesionales que nos honran con sus ponencias: Alan Bolt, Cony Rosales, Dulce María Guillén, Marcos Agudelo, Martín Meléndez, Nelson Brown, Tom Báez, y Volker Bolling. • A las organizaciones que exponen su quehacer, y que han sido ampliamente destacadas en los afiches, plegables y banners. • A las organizaciones que apoyaron esta Feria con recursos: Terre des Homes Alemania, Grupo Sofonías, COMAP Marena, Proyecto Heifer, PASMA Danida y Alcaldía de Managua. • A los medios de comunicación escritos, radiales y televisivos que divulgaron generosamente este evento. • A los arquitectos que escriben en el libro de Arquitectura: Amelia Barahona, David Ocón, Dulce María Guillén, Edgar Espinoza, Eduardo Rodríguez y Marcos Agudelo. • Al Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (IHNCA), al Centro de Investigaciones de la Costa Atlántica (CIDCA) y a la fotógrafa Claudia Gordillo. • A Pascal Chaput, cuyas fotos en el libro son una revivir de las formas y los colores de nuestra identidad nacional. • A Marcos Agudelo Builes, joven arquitecto que coordinó el proyecto con imaginación y creatividad. Y a tres profesionales recién graduadas que formaron el equipo de apoyo en la Feria: Leonor Delgado, Ana Evelin Orozco y en especial, a Gabriela Cienfuegos, responsable de este componente. • A las agencias que apoyan con recursos y asesoría las acciones que SIMAS promueve: ICCO e HIVOS de Holanda, VeCo de Bélgica e Interteam de Suiza.


Temáticas:
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

Venciendo la pobreza en el Corredor Seco


08.09.18 / LEER MÁS >>

Diez secretos oscuros de la industria de la moda


08.08.18 / LEER MÁS >>

"Sobre Los huertos familiares, lo importante es comer sano"


08.02.18 / LEER MÁS >>