Menu

Noticias

Conservación del agua y los aportes de la pequeña producción campesina

06.16.06 / None

La Mesa de Productores y productoras del Norte (MEPRONORTE) nuevamente estimuló el análisis y la formulación de propuestas para mejorar la ley general de aguas nacionales. En un foro que sesionó en la ciudad de Estelí, el pasado 14 de junio del 2006, participaron 427 personas provenientes de los departamentos de: Nueva Segovia, Madriz, Jinotega y Estelí. El agua nunca deberá ser considerada como una mercancía con fines de lucro y deberá ser tratada como un asunto de seguridad nacional, se establece en la propuesta que formulo MEPRONORTE. También aprobaron una propuesta que permitiría el estimulo para todas aquellas personas que poseen parcelas y que en dichas propiedades hay áreas de recarga, es decir que trabajan por la producción de agua. Asimismo, se analizó de que la ley en referencia está sesgada hacia la ciudad y no atiende la situación del campo en materia de agua. POSICIÓN DE LA ALIANZA MEPRONORTE SOBRE EL PROYECTO DE LEY REFORMADO DE AGUAS NACIONALES. Considerando: 1. Que los jefes de estado y de Gobiernos en el marco de la reunión de las Naciones Unidas en Septiembre del 2000, en la Declaración del milenio, entre otros se comprometieron con el principio de respeto a la naturaleza. Citamos: “ Es necesario actuar con prudencia en la gestión y ordenación de todas las especies vivas y de todos los recursos naturales, conforme a los preceptos de desarrollo sostenible. Solo así podremos conservar y transmitir a nuestros descendientes las inconmensurables riquezas que nos brinda la naturaleza. Es preciso modificar las actuales pautas insostenibles de producción y consumo en interés de nuestro bienestar y en nuestros descendientes ”. 2. Que la degradación de los recursos naturales en el Norte del país ha provocado la escasez y la contaminación del agua a niveles nunca visto en la historia de la Región, a punto de amenazar la sobrevivencia misma de los seres humanos en las comunidades. 3. Que a pesar de esfuerzos aislados apoyados por la cooperación internacional, el proceso de desertificación de la Región no ha podido ser revertido y sigue avanzando inexorablemente hacia las zonas más húmedas. 4. Que hasta la fecha, ninguna legislación de aguas en América Latina que ha pretendido insertar las aguas en el libre mercado (privatización) ha resuelto los graves problemas existentes como: escasez y contaminación, desertificación, agotamiento de aguas subterráneas, merma y sequía de los ríos, exclusión del acceso al agua además del uso no racional del agua y la gestión deficiente del recurso. Tomando en cuenta: 1. Que más del 80 porciento de las explotaciones agropecuarias del Norte del país están en manos de pequeños productores/as (menos de 50 manzanas) que viven en su mayoría en situación de pobreza y de extrema pobreza. 2. Que este sector tradicionalmente ha asumido los costos de la producción de agua, contribuyendo así de manera significativa e desinteresada con el principio de respeto a la naturaleza, sin recibir retribuciones alguna por la captación de millones de metros cúbicos a través de la implementación de sistemas de producción sostenible en sus fincas. 3. Que es posible una mayor contribución de este sector a la recuperación de los recursos naturales motivada por la implementación de una política de captación de agua a través de incentivos ambientales que vendrían a paliar la situación de pobreza y la seguridad alimentaria nutricional insertándose así en los objetivos del Milenio . Por lo tanto, DEMANDAMOS LAS SIGUIENTES REFORMAS AL PROYECTO DE LEY DE AGUAS NACIONALES: 1. En relación al asunto de la privatización, el artículo 4 de la Ley debe especificar que el recurso agua (en vez de la palabra servicio de agua) no será objeto de privatización alguna, directa o indirecta. Especificar también que el agua nunca deberá ser considerada como una mercancía con fines de lucro ya que hay diferentes tipos de privatización. La problemática del agua debe ser tratada como un asunto de Seguridad Nacional. 2. En relación al pago de canones por el uso o aprovechamiento de aguas nacionales, proponemos exonerar del pago a los pequeños productores que poseen áreas de recarga/conservación en un área 10 veces superior a la superficie de riego usada. 3. En relación al Fondo Nacional del Agua, dirigir los recursos recaudados del pago de cánones a la implementación de pago por servicios ambientales (PSA) en las fincas de los productores que deciden reconvertir sus áreas de siembra actuales a la formación de bosques denso. 4. Impulsar una campaña de sensibilización a los pobladores urbanos para la implementación de pago por servicios ambientales hídricos. 5. Descentralizar el Fondo Nacional de Agua a nivel de las comunidades y crear capacidades para su administración por los comités de microcuenca. 6. Elaborar una iniciativa de ley especial de incentivos fiscales, económicos, financieros que establezca claramente los beneficios a los que captan y cosechan agua para fines de recarga hídrica. 7. Reubicar o establecer programas de compensación para los productores cuya propiedad fue afectada por la prohibición de cortes de árboles en los perímetros establecidos por la ley de agua y la ley de delitos ambientales. 8. Dedicar el presupuesta a asignar a la instancia burocrática y costosa (ANA) para el fortalecimiento de las capacidades administrativas de los comites de agua potable y de los comité de microcuenca. Descargue el documento de posición


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,

Tambien puede interesarle

Las semillas son el corazón de la Soberanía Alimentaria


09.18.18 / LEER MÁS >>

Los huertos familiares para comer sanos


09.12.18 / LEER MÁS >>

¿Cuál es la importancia de planificar la finca en el tiempo?


08.30.18 / LEER MÁS >>