Menu

Noticias

Falsas propuestas de desarrollo vestidas de verde

08.29.17 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Roberto Vallecillo

La cumbres internacionales admiten que los sistemas agroindustriales y alimentarios son agentes determinantes en la emisión de gases de efecto invernadero y que el cambio climático implica tremendos retos para nuestras capacidades de alimentar a una población creciente. Entonces como primer paso es desenmascarar las propuestas ahora vestidas de verde como: desarrollo sostenible, economía verde, Buenas Prácticas Agrícolas (BPA)... y promover lo que funciona para asegurar un alimento sano sin poner en riesgo la salud, ni contaminar, ni destruir el lugar donde vivimos.

Raíces desnudas
Foto: Roberto Vallecillo

“Como estamos inmerso en un modelo dominante de producción y distribución mundial de alimento y no hay voluntad política de desafiar este sistema. Siguen proponiendo los megaproyectos de geoingeniería, cultivos transgénicos que prometen resistir la sequía y la imposición de los agrocombustibles. Ahora es llamado Agricultura Climáticamente Inteligente (Climate-Smart Agriculture, CSA) y está promoviéndose como la solución a los retos del cambio climático y la seguridad alimentaria.

La CSA también se enfoca en aumentar la producción y el rendimiento con “soluciones” técnicas y presta poca atención a las desigualdades sistémicas e institucionales que han hecho sobre todo a los pequeños agricultores –en especial a las mujeres– vulnerables al impacto climático. Además, con respecto al impacto ambiental y social, este concepto es vago y se presta para su abuso...” aclara Peter Rottach, uno de los tres autores del documento “Hacia una agricultura a pequeña escala resiliente al clima. Resultado de tres talleres realizados en África, Asia y América Latina”, y sostiene que: “Su falta de parámetros claros permite que cualquier modelo y escala de agricultura, se pueda promover como “climáticamente inteligente”, incluyendo los sistemas de producción insostenibles, industriales, a gran escala, químicos o de gran consumo de energía...”.

Obras de conservación
Foto: Roberto Vallecillo

La única solución efectiva es abandonar estos sistemas enmarcados en la Revolución verde de la agricultura convencional gobernados por las mega corporaciones y recuperar los sistemas alimentarios locales en manos de las comunidades campesinas.

Implementar políticas de apoyo a la producción y abastecimiento local. Crear alianzas entre los movimientos sociales, plataformas y forzar a que los gobiernos cambien de postura y desmantelar estos sistemas agroindustriales no consumiendo sus productos, pero lo más importantes es continuar creando nuevas soluciones entre todas y todos y seguir reforzando las alternativas que ya están en nuestras manos, concluye Rottach.


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Conservación de los recursos naturales,
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

El mercado de ferias y el Jurado campesino en San Ramón


09.19.17 / LEER MÁS >>

Ahorrar: confianza política entre las mujeres de la Red


09.13.17 / LEER MÁS >>

El mundo de las semillas: Beneficios y perjuicios


09.13.17 / LEER MÁS >>