Menu

Noticias

Debate sobre las tendencias de la cooperación al desarrollo rural

05.11.17 / Martín Cuadra - SIMAS

Foto SIMAS- Martín Cuadra

Por Claudia Guimarães- AS-PTA/Brasil

El futuro de la cooperación para el desarrollo rural en América Latina fue el último panel del Seminario de la Alianza para la Agroecología, realizado en Brasilia, el 5 de mayo de 2017, que reunió a representantes de organizaciones de sociedad civil latinoamericana, agencias de cooperación internacional y de órganos de fomento del Brasil.

Los desafíos para acceder a recursos internacionales, los nuevos modelos y actores de las alianzas, las crecientes exigencias para la concertación de acuerdos para el desarrollo rural, fueron algunas de las temas abordados por los expositores en el Seminario de la Alianza para la Agroecología.

La visión de ActionAid Brasil

Jorge Romano, coordinador de Actionaid Brasil, abrió el panel, trazando el escenario de las tendencias de la cooperación internacional. Afirmó que, al contrario de lo que muchos piensan, los recursos destinados para ese fin han aumentado, pero reconoció que hubo un cambio en la arquitectura, prioridades y modalidades de esos acuerdos.

Según Romano, el destino principal de esta ayuda ha sido los países más pobres y poblados -especialmente los del África subsahariana- y que a menudo los recursos se asignan a entidades del sur, sin la intermediación de organizaciones con el perfil, por ejemplo, De ActionAid. "Hay un papel creciente del sector privado, que se convierte en socio, agente y destinatario de la ayuda orientada a la cooperación internacional", afirmó. Sin embargo, cada vez hay más críticas en Europa por destinar estos recursos a actores del mercado que sólo buscan un beneficio.

El coordinador de ActionAid Brasil señaló que hay una mayor complejidad de los mecanismos de financiamiento. Como parte de este proceso, dijo, ha aumentado el nivel de exigencia en el cumplimiento, con reglas mucho más rígidas para la liberación de recursos. "Hay un creciente énfasis en la transparencia: ingresos y gastos tienen que ser ampliamente publicados".

Otro punto, es la asignación de los recursos en proyectos que involucran consorcios, en un diseño que incluye nuevos actores - en comparación a los que tradicionalmente recibían esa ayuda. En estos acuerdos, los recursos se destinan a sectores del gobierno, del área privada y órganos de investigación, entre otros. También recordó que los recursos para la cooperación están cada vez más vinculados a intereses nacionales de los gobiernos del Norte.

Romano mencionó que el nuevo enfoque por parte de los organizaciones donantes, se prioriza el pago por los resultados sólo efectivamente alcanzados. "En la práctica, la transferencia de recursos en ese modelo termina yendo sólo a entidades que tengan condiciones para prefinanciar sus proyectos y aguardar posterior pago por el donante". Afirmó que hay un énfasis en la innovación, orientada por el discurso hegemónico que predica, por ejemplo, más informatización de la gestión para disminuir costos.

Unión Europea: En la lucha contra los efectos del cambio climático

Thierry Durdemel, jefe de la Sección de Desarrollo y Cooperación de la Unión Europea - cofinanciadora de la Alianza por la Agroecología - expresó que están muy satisfechos con los resultados del proyecto: "La acción de la Alianza no se limita a beneficios localizados y puntuales, pero llega a los tomadores de decisión. Tiene una ganancia a escala, al influenciar las políticas públicas en los países en que actúa. Desde el punto de vista del donante de recursos, esto tiene una relevancia enorme ".

Afirmó que la Alianza por la Agroecología presentó propuestas innovadoras, en los diferentes niveles - local, regional y nacional -, agregando que el proyecto tiene un importante elemento de transversalidad. Resaltó, su papel en la capacitación de la población rural para que tengan la condición de intervenir en las políticas públicas y captar recursos para sus proyectos.

En cuanto a la visión sobre cooperación internacional expuesta antes por Jorge Romano, Thierry Durdemel subrayó que hay otros elementos alentadores, citando la Agenda 2020, los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y los Acuerdos del Clima de París. "La Unión Europea tiene vocación para trabajar cuestiones globales, como el clima y la protección de la biodiversidad. Esto se traduce en más financiación de nuestra cooperación a nivel regional, con énfasis en el cambio climático".

Therry Durdemel expresó que la Unión Europea definió ejes prioritarios de financiación para proyectos en América con los siguientes temas: bosque, biodiversidad y ecosistemas, y producción alimentaria resiliente (cómo hacer con que agricultores, principalmente las familiares, pueden manejar ante los efectos del cambio climático).Se refirió a los programas Bienes Públicos Mundiales y Biodiversidad por la Vida, este último realizado en asociación con las poblaciones locales. "El enfoque de estas iniciativas es que el desarrollo local debe respetar el medio ambiente", enfatizó.

FAO: más énfasis en el trabajo con políticas públicas

"Por décadas, estimulamos el aumento de la producción agropecuaria con el objetivo de alimentar a la población. Pero esta estrategia sólo funcionó en un primer momento. Con el paso del tiempo hemos hecho una corrección de rumbo y hoy estamos trabajando más con políticas públicas ", afirmó Dulclair Sternadt, coordinadora de proyecto de la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe en Chile.

"Hemos visto que no bastaba con dialogar con gobiernos. Por eso, también se incluyó a las organizaciones de la sociedad civil, sector privado y academia en el debate para superar los problemas de pobreza, hambre y desnutrición". La coordinadora de proyecto de la FAO resaltó el papel de la agroecología en ese proceso: "Lo interesante de la inclusión de la agenda de la agroecología en el ámbito de la FAO es que trajo la idea de una gobernanza ampliada. Es una agenda muy innovadora ", destacó, añadiendo que la agroecología tiene un potencial muy grande para cambiar los sistemas agroalimentarios del mundo.

Para Dulclair, recordó la importancia de los consumidores, también víctimas del sistema agroalimentario dominante y deben ser aliados fundamentales para su transformación, al exigir, entre otros puntos, el etiquetado correcto de los alimentos, el acceso a la comida sana en las escuelas y la regulación de la publicidad infantil.

Por último, enfatizó que la FAO es una agencia de apoyo técnico a los gobiernos, y no de cooperación: "Nuestras acciones son el resultado de consensos entre los países. Es decir, la posición de la organización refleja las posiciones de los gobiernos allí representados. Es un papel muy centrado en la articulación política ".

Terre des Hommes Schweiz: apoyo a la lucha para alcanzar los ODS

Alexandre Menezes, coordinador en Brasil de la organización suiza Terre des Hommes Schweiz, recordó que América Latina esté recibiendo menos recursos que África no es nuevo. "El foco de la ayuda ha sido, realmente, los países más pobres que sufren situaciones de mucha violencia. Pero la ayuda para los países de África, por parte de las agencias de cooperación, siempre ha sido algo como tres veces mayor ".

Según Menezes, el escenario actual de la cooperación internacional, es la mayor aproximación de los donantes con gobiernos y el sector privado; Las fusiones de agencias y la apertura de oficinas regionales; Y la creación de redes globales, entre otros cambios. Explicó, que aun priorizando la actuación en países más pobres, las agencias permanecen actuando en las naciones emergentes para promover cambios estratégicos en relación a desafíos internacionales, como el clima y los sistemas alimentarios.

Sobre el tema del cambio climático, defendió que haya una nueva dirección. "Tenemos que repensar esta cuestión, especialmente en lo que se refiere al agua. Hasta ahora, hemos tenido baja interlocución internacional en esta área. Deberíamos estrechar relaciones con las organizaciones que promueven acciones de mitigación y adaptación al cambio climático. Buscar los nexos entre el cambio climático y las luchas de las poblaciones pobres, convergiendo para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS). Tenemos que identificar dónde el enfrentamiento del cambio climático ha sido también el enfrentamiento a la pobreza ", enfatizó.

En cuanto a los ODS, Menezes afirmó que la lucha por esas banderas representa un "momento de avance de convergencias, que debemos reforzar". Todos estos puntos pueden formar parte de una pauta más progresista dentro de los gobiernos nacionales. Esto no significa, según él, que no haya críticas a los ODS, cuando, por ejemplo, señalan que el gran problema es la pobreza, sin discutir la concentración de la renta. "No estamos de acuerdo con el entendimiento de que es a través del crecimiento económico que la pobreza será resuelta. También defendemos que las discusiones sobre el medio ambiente se den dentro de un debate más amplio sobre el modelo de desarrollo ", concluyó.

La situación en Brasil

El panel terminó con la exposición de representantes de organismos de fomento brasileños. Entre ellos, estaba Mariana Oliveira, de la Fundación Banco do Brasil, que recordó que desde hace algunos años la institución viene apoyando la agroecología. "Hoy, destinamos recursos para 134 proyectos, por un valor de R $ 68 millones de reales, (U$ 21.5 millones de dólares) y sumados otros proyectos, totalizan R $ 97 millones, (30.7 millones de dólares).

La principal línea de fomento a la agroecología es el Ecoforte, programa que integra el Plan Nacional de Agroecología y Producción Orgánica (Planapo) y busca el fortalecimiento y la ampliación de las redes, cooperativas y organizaciones socioproductivas y económicas de agroecología, extractivismo y producción orgánica. Según explicó Mariana Oliveira, los recursos del Ecoforte proceden de la Fundación Banco do Brasil, del Fondo Amazonia y del Fondo Social del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Para Fernanda Thomaz da Rocha, representante del BNDES, la elevación de las exigencias de cumplimiento y las alianzas público-privadas en el área de la cooperación internacional-mencionadas anteriormente por Jorge Romano, de ActionAid Brasil,son tendencias que se verifican en Brasil.

Fernanda Rocha destacó los programas "Agua para todos" y "Un Millón de Cisternas" (P1MC): "Fueron un hito en el país. Descentralizaron y democratizaron el acceso al agua, promoviendo más calidad de vida para las familias rurales de bajos ingresos. Son experiencias que traen diferentes miradas y son gestadas por la propia sociedad civil, donde lo importante no es apoyar el trabajo de un grupo aisladamente, sino de una red desde una perspectiva territorial ", dijo Fernanda.

"Nuestro objetivo es promover la circulación de conocimientos y buenas prácticas". Así se resumió Dirce Ostroski de la misión del Programa desarrollado en el Semiárido del Nordeste brasileño (SEMEAR), fruto de una asociación entre el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con el apoyo de la Agencia De Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Entre las principales actividades desarrolladas están la producción y diseminación de contenidos temáticos, actividades de intercambio, ferias de conocimiento, foros y talleres. "Estamos tratando de identificar sinergias entre organizaciones de la región para la gestión del conocimiento buscando una mejor convivencia de la población rural con el Semiárido. 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Conservación de los recursos naturales,
Soberanía y seguridad alimentaria,
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

La táctica de las plantas aromáticas en el huerto


05.25.18 / LEER MÁS >>

Orientación laboral: ¿Todavía no sabe qué estudiar?


05.22.18 / LEER MÁS >>

Día Mundial del Reciclaje


05.17.18 / LEER MÁS >>