Menu

Noticias

Delegación latinoamericana conoce experiencias agroecológicas en Brasilia

05.10.17 / Martín Cuadra - SIMAS

Foto ASP-TA

Por Aline Adolphs, ASP-TA

El pasado sábado 6 de mayo de 2017, cerca de 30 participantes del Seminario Latinoamericano Alianza por la Agroecología, que tuvo lugar en Brasilia, visitaron dos experiencias agroecológicas en el Distrito Federal. La primera fue uno de los puntos de venta de la Asociación de Agricultura Ecológica (AGE); Y la segunda, el asentamiento de la reforma agraria Pequeño William, en Planaltina.

La AGE fue creada en 1988 y legalizada en 1989. Posee actualmente tres puntos de venta que comercializan unos ocho productores del Distrito Federal. La feria visitada por representantes de diversos países de América Latina funciona todos los sábados en la cancha 315 Norte de la capital federal.

Recibida por la coordinadora de la feria, Isabel Fontes, la delegación demostró interés en la forma en que los asociados organizan el transporte y la fijación de los productos, así como la forma en que destinan los productos que no se comercializan. Durante la visita, el grupo encontró a la ex ministra de Desarrollo Social y Combate al Hambre, Tereza Campello, que es cliente asidua de la AGE. "Es muy importante tenerles a ustedes aquí, en este momento difícil que Brasil está pasando, para contribuir con el debate", dijo la ex ministra al grupo, en referencia a los cambios en la dirección política del país.

Agroforestal

En el asentamiento Pequeño William (el nombre es un homenaje a un niño que murió envenenado por agrotóxicos), los participantes del proyecto Alianza por la Agroecología conocieron bosques agroecológicos que están siendo implantados por los asentados.

Según Acácio Machado, asentado que recibió el grupo, el área, próxima a la piedra fundamental del DF, en Planaltina, estaba muy degradada hace cerca de cinco años, tras ocho años de campamento y reivindicación, fue concedida al Movimiento de los Trabajadores Rurales -Terra.

Hoy, 22 familias viven en el lugar, en propiedades de 5,5 hectáreas. En el caso de Agroecología, Acacio reveló que los asentados sienten falta de apoyo técnico. Los agricultores encuentran dificultad, por ejemplo, en hacer el manejo del Cerrado y en reservar suficiente agua para mantener la plantación de hortalizas.

El momento fue de intercambio de experiencias entre los asentados y la delegación latinoamericana, que pasó consejos sobre las mejores prácticas para la conservación de los productos agroecológicos, como la utilización de ciertos tipos de polvos para la recuperación del suelo y las plantas más indicadas para convivir lado a lado.

Acacio también habló sobre las dificultades para obtener la titularidad de la tierra, ya que la concesión de uso tiene que ser renovada cada cinco años. "La gente quiere un título vitalicio, que vale como herencia. No puede venderse, pasa de padre a hijo ", afirmó. "El momento es muy complicado para el movimiento. El título definitivo, como quiere empujar al actual gobierno, permitirá que la tierra sea vendida a cualquiera y acaba con la idea de asentamiento y con la responsabilidad del Estado, porque el agricultor asentado va a necesitar recurrir a financiamientos con intereses altos y colocar la propiedad Como garantía ", aclaró.

La visita fue cerrada con un almuerzo preparado en fogón a leña, donde los visitantes de América Latina pudieron conocer un poco de la cocina brasileña, con gallina caipira, arroz, frijoles tropicales, legumbres y ensaladas orgánicas producidas en el asentamiento.


Temáticas:
Conservación de los recursos naturales,
Soberanía y seguridad alimentaria,
Desarrollo de empresas rurales,

Tambien puede interesarle

La táctica de las plantas aromáticas en el huerto


05.25.18 / LEER MÁS >>

¿Cuál es el significado de ATCF y del "Invest 90L"?


05.22.18 / LEER MÁS >>

Día Mundial del Reciclaje


05.17.18 / LEER MÁS >>