Menu

Noticias

En seis años se han perdido 1,032,682 hectáreas de bosque en Nicaragua

04.26.17 / Wendy Quintero - SIMAS

Foto cortesía

El Diagnóstico de la Legislación Ambiental vinculada al Sector Forestal, elaborado por Centro Humboldt y Fundación Henrich Boll, “refleja que los vacíos en la legislación forestal se han traducido en pérdidas de la cobertura forestal a nivel nacional. En los periodos de 2011 a 2016 se registró una reducción partiendo de 24% a 16% en la extensión total de bosque en el país, reduciéndose en un total de 8% correspondiente a 1,032,682 hectáreas”, expresa Jurgen Guevara, oficial de Industrias Extractivas del Centro Humboldt.

La investigación identifica el ritmo alarmante de disminución de 133,000 hectáreas por año, sólo de bosque latifoliado cerrado, siendo las áreas protegidas más afectadas por la deforestación la Reserva de Biosfera Bosawas y Reserva de Biosfera Suroeste de Nicaragua.

También se señala en el documento que la ganadería ha tenido un crecimiento acelerado en los últimos años, evidenciado con el incremento de 997,916 hectáreas de pastizales; convirtiéndose la actividad ganadera en uno de los principales rubros de exportación con fuertes impactos ambientales.

“Entre los principales recursos afectados por el cambio de uso de suelo están: la biodiversidad, el recurso hídrico y el suelo mismo. La biodiversidad se afecta por la fragmentación del paisaje, pérdida de la conectividad biológica y pérdida de hábitat para las especies de fauna silvestre”, apunta el diagnóstico.

Leyes: papel mojado

Jurgen Guevara.

Según Guevara, uno de los aspectos interesante, es que la aprobación de múltiples instrumentos legales vinculados con el sector forestal no ha brindado una efectiva solución a la reducción de la cobertura boscosa y la degradación de este recurso. “Los ecosistemas han sido degradados y se han debilitado hasta un punto en que su capacidad de respuesta ecológica ha sido vencida, por el debilitamiento y la degradación ambiental”, apunta el oficial.

El diagnóstico recomienda trabajar con todos los sectores involucrados en el sector forestal sean públicos, privados y sociedad civil, para elaborar un Plan Nacional de Manejo Sostenible de los Bosques, como único instrumento que rija todos los aspectos del sector.

También el documento recomienda dar cumplimiento a los decretos, leyes y reglamentos que rigen la administración de las reservas de biosfera, reforzando las distintas instancias establecidas en las mismas (las comisiones nacionales de ambas reservas y las secretarías técnicas de ambas reservas, los gobiernos municipales y territoriales).

 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Conservación de los recursos naturales,
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

Venciendo la pobreza en el Corredor Seco


08.09.18 / LEER MÁS >>

Diez secretos oscuros de la industria de la moda


08.08.18 / LEER MÁS >>

"Sobre Los huertos familiares, lo importante es comer sano"


08.02.18 / LEER MÁS >>