Menu

Noticias

Cada ingrediente de una compostera es vital para conseguir buen abono

02.20.17 / Roberto Vallecillo - SIMAS

Foto Roberto Vallecillo

José Tomás Padilla, joven asociado en la Cooperativa Multisectorial Senderos de Licoroy R.L. explica cómo elaborar el abono fortificado con polvo de roca y zeolita, una de las alternativas para mineralizar los suelos.

Padilla alega que cada ingrediente empleado en la compostera, en la alimentación de las lombrices de tierra para producir lombrihumus, en los biofertilizantes, el purín, lleva una función. Al armonizar todo esto, sale un abono completísimo. Ahora aprovechan hasta el chingaste de café, las cáscaras de banano ricas en potasio, recogen los residuos de cosecha como el olote, la tuza, la gabilla de arroz, de frijoles, el guate de los frijoles abono, el polvo del aporreo de los frijoles, el tallo y el pinzote del chagüite, el carbón... pues ya nada es visto como basura.

Otro beneficio es con el cisco, pergamino o cascarilla de café y granza del arroz resistentes a descomponerse, mineralizarse o hacerse tierrita; porque al rociarles LH Plus, se descomponen y descontaminan en mucho menor tiempo.

Variedad

Padilla para formular el abono, de primero necesita saber con qué ingredientes cuenta y cuál es su fuente. Una parte de los ingredientes los

Plantel en Venecia.
Plantel en Venecia. Foto: Roberto Vallecillo.

traen de fuera como el polvo de roca, el estiércol, el cisco, y la melaza. Esta debilidad eleva los costos de producción. Así tomó la decisión de incluir en el Plan operativo de la cooperativa, la actividad de sembrar caña de azúcar y aprovechar la cascarilla de arroz de las trilladoras. "Estos materiales son excelentes sustitutos de la melaza para garantizar una cuota de producción de dos mil quintales por mes. Como producto para el mercado lo hemos llamado “Abono Canta Gallo: Amigo de la Naturaleza..” concluye José Tomás Padilla.

"Otra táctica para bajar los costos es echar manos a la ceniza de las cocina de las y los socios para nivelar, subir o bajar pH, y descartar la cal...

En unos estudios de mercado para comercializar el abono y elaborar un plan de negocio para presentar a Funica, averiguamos sobre la oportunidad de aprovechar la estrategia de comercializar el abono. Ahora a la vez de promover el producto y ofertamos otros elaborados en el Plantel en Venecia en el municipio de Condega, Estelí. Están los biofermentados a base de estiércol, biofertilizante enriquecido con minerales como sulfato de zinc, sulfato de magnesio, carbonato de calcio, sulfato de cobre y roca fosfatada. La Cooperativa dispone de los caldos para prevenir y controlar enfermedades como el caldo bordelés, el caldo sulfocálcico y el caldo vicosa.

Otro punto medular es ofertar el abono en presentaciones adecuadas de 50 libras, bolsones de 25 y cinco libras para satisfacer las necesidades de la clientela. La etiqueta debe llevar la dosis recomendada según el tipo de suelo y la edad del cultivo. Además recomendar dosis promedios para aplicar: 30 gramos por planta en hortalizas de hojas, 80 gramos para hortalizas de raíces y tubérculos o de cabezas como coliflor, brócoli y repollo, y de hasta 100 gramos para tomate y chiltoma por planta. En café se aplica entre 37 a 75 quintales de abono orgánico por manzana por año..." finaliza Ramón Padilla Administrador y Promotor de ventas de la Cooperativa Multisectorial "Senderos de Licoroy" R.L.

Contacto: Ramón Padilla. Teléfono: 27152419 Facebook: Senderos Licoroy. Correo electrónico: senderoslicoroy@yahoo.es

Resultados de producción en yuca abonada. Foto: Roberto Vallecillo
Resultados de producción en yuca con “Abono Canta Gallo. Amigo de la Naturaleza..”. Foto: Roberto Vallecillo

 

 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Soberanía y seguridad alimentaria,

Tambien puede interesarle

Orientación laboral: ¿Todavía no sabe qué estudiar?


05.22.18 / LEER MÁS >>

Día Mundial del Reciclaje


05.17.18 / LEER MÁS >>

Índice de Desempeño Ambiental para países verdes


05.14.18 / LEER MÁS >>