Menu

Noticias

¿Qué tan tolerante somos?

11.16.16 / Wendy Quintero - SIMAS

Foto cortesía

La educación "favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos", resalta el artículo 26 de la Constitución de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Con esta premisa los Estados miembros congregados en París con motivo de la 28ª reunión de la Conferencia General celebrada del 25 de octubre al 16 de noviembre de 1995 acordaron conmemorar esta última fecha como el Día Internacional de la Tolerancia, coincidiendo además con el aniversario de la Unesco constituida un 16 de noviembre de 1945.

En Nicaragua, varios centros educativos abordaron el tema como una forma de promover este valor que genera una mayor convivencia en la sociedad.

“La tolerancia consiste en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos. La fomentan el conocimiento, la actitud de apertura, la comunicación y la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. La tolerancia consiste en la armonía en la diferencia. No sólo es un deber moral, sino además una exigencia política y jurídica. La tolerancia, la virtud que hace posible la paz, contribuye a sustituir la cultura de guerra por la cultura de paz”, reza el artículo uno de la Declaración de Principios sobre la Tolerancia.

En medio de un festejo niños y niñas de diversos centros escolares de Managua escucharon la declaración leída por estudiantes de diferentes grados, según la profesora Paula Rostrán, del preescolar Vida Nueva de Tipitapa, esta es una manera sencilla, pero directa de enseñarles este valor a la juventud nicaragüense.

En el artículo 5 de la referida declaración se establece el “Compromiso para la acción” por parte de los Estados firmantes al comprometerse “a fomentar la tolerancia y la no violencia mediante programas e instituciones en los ámbitos de la educación, la ciencia, la cultura y la comunicación”.

Marlene Chavarría, madre de familia, considera que precisamente hace falta mayor compromiso tanto por parte de las autoridades competentes como de las mismas familias para que la tolerancia no quede como un valor sin usar en la sociedad.

 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

Foro Nacional: Transgénicos un riesgo para la agricultura en Nicaragua


02.19.18 / LEER MÁS >>

Tipos de vulnerabilidad en dependencia del lugar donde viva


02.19.18 / LEER MÁS >>

Foro - Conferencia de prensa: Transgénicos Un riesgo para la agricultura en Nicaragua


02.12.18 / LEER MÁS >>