Menu

Noticias

La mujer, en la producción agricola, es clave para el desarrollo de las comunidades rurales

11.02.16 / Wendy Quintero - SIMAS

Foto cortesía CMR

Esta semana la Coordinadora de Mujeres Rurales (CMR) en Nicaragua, y el organismo internacional We Effect presentaron el informe mundial Agricultura que reduce la pobreza. El documento indica que cerca del 70 por ciento de las personas más pobres del mundo son mujeres, quienes en su mayoría viven en sectores rurales y trabajan en agricultura.

El informe señala también que las mujeres rurales representan el 43 por ciento de la fuerza laboral agrícola y su papel tanto en la agricultura como en la producción de alimentos aumenta en gran parte del mundo.

Desafíos

En el documento se establece que el sector agrario enfrenta a una serie de desafíos por lo que se debe tomar en consideración al ambiente, alimentar a cada vez más personas y aportar a la reducción de la pobreza.

“Sabemos que apostar a la agricultura reduce la pobreza y el hambre. Sin embargo, también sabemos que la agricultura influye directa o indirectamente sobre prácticamente todos los grandes problemas medioambientales del mundo, desde la disminución de la diversidad biológica hasta el cambio climático. Quizás somos la primera generación con conocimientos y recursos suficientes para cambiar el desarrollo. Sin embargo, no hacemos lo suficiente sabiendo que es necesario”, explica Anneli Rogeman, directora Ejecutiva We Effect en el informe.

María Teresa Fernández Ampié, presidenta de la Coordinadora de Mujeres Rurales (CMR) en Nicaragua, explica en el informe que la CMR trabaja con el desarrollo de la cadena de valores para pequeñas granjas gestionadas por mujeres y por los derechos de éstas a la tierra.

“En las organizaciones mixtas, era difícil que las mujeres ganaran poder y tomaran decisiones reales. Al principio, las mujeres se paraban en las reuniones, se presentaban y decían: 'Soy ama de casa y además ayudo a mi esposo con la granja'. Hoy se presentan orgullosas y dicen: '¡Yo soy agricultora!', comenta Fernández.

Pasos firmes

Aracelly Chávez, Coordinadora de País de We Effect.

La líder de mujeres rurales en Nicaragua explica que lo esencial es crear conciencia en las compañeras sobres sus derechos. “Luego (hay que ir) aumentando la conciencia de lo importante que es diversificar y cultivar de forma sustentable. Esto conlleva mejores rendimientos en distintos tipos de cultivos que dan más dinero a lo largo del año. Además, las familias están comiendo mejor y más variado, como espinaca y berenjena. Las verduras que sobran se venden en el mercado”, puntualiza Fernández.

Para la líder se trata de dar pasos pequeños, pero significativos que van cambiando la vida de las mujeres y sus comunidades, “En Chinandega antes (un grupo de mujeres) vendía sus bananas solamente en el mercado local a bajo precio y el arroz lo vendía a un comprador a un precio por debajo del costo de producción. Ahora, ellas mismas cosechan, limpian, empacan y transportan las bananas a destino y han obtenido un contrato con Walmart. A futuro, quieren producir chips de banana, lo que aumenta el valor y los ingresos aún más”, comparte.

Otro de los puntos que Fernández aborda es el tema de la tierra, pues sin ella las mujeres no se desarrollan. “Sin tierra no tienes derecho a voz. No puedes decidir lo que quieres cultivar, no puedes desarrollar tu granja, obtener préstamos o créditos. Si eres propietaria de la tierra obtienes ingresos y decides tu misma qué hacer con ellos. La distribución de la tierra sigue siendo profundamente injusta, a pesar de que las tierras en manos de las mujeres aumentaron de un ocho por ciento a mediados de la década de 1990 a un 24 por ciento en 2013. El derecho a tierra también está vinculado con la violencia contra las mujeres, que es un problema grande pero silenciado en muchos pueblos", finalizó.

Podría interesarle: Las mujeres demandan el acceso a la tierra

Compromisos

En la página de Facebook del CMR se publicó que el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag), Álvaro Fiallos, indicó que solicitará una reunión en la Comisión Económica de la Asamblea Nacional junto a las organizaciones de mujeres rurales para que se asigne el fondo de tierra de la Ley 717.

La productora Lisseth Escalante, de la Cooperativa Mujeres en Acción de San Juan de las Pencas, Chinandega, y socia de la CMR, fue la primera en cuestionar el por qué aún no se asigna el fondo refiriéndose a Amilkar Navarro diputado de la bancada sandinista quien estaba de invitado en la actividad.

Navarro respondió que se deben enviar cartas como manera de presión en la comisión económica que dirige el diputado sandinista Walmaro Gutiérrez, desconociendo que las mujeres rurales hasta la saciedad han entregado cartas hasta la secretaria de la presidencia. “Todavía tenemos hasta mediados de noviembre para enviar una carta, para que se asigne en el presupuesto en el año 2017, un fondo, por lo menos iniciar para el sondeo de la 717”, expresó.

Denis Meléndez, secretario ejecutivo Mngr Nicaragua.

“Las mujeres rurales son la sobrevivencia de las familias y que la pequeña producción es básica y es indispensable, se debe coordinar esa reunión con la comisión económica”, finalizó Fiallos.

En la actividad participó Denis Meléndez, el secretario ejecutivo de la Mesa Nacional de Gestion de Riesgo (Mngr Nicaragua) con la exposicion: Agricultura en Nicaragua: Vulnerabilidad y desafios frente a los efectos del cambio climatico.

 


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Soberanía y seguridad alimentaria,
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

Falguni Guharay recibe premio de la Academia Mundial de Ciencias


11.29.18 / LEER MÁS >>

Taller Internacional de Cultivos Biointensivos de Alimentos


11.20.18 / LEER MÁS >>

Parcelas agroforestales orgánicas: Innovar para aprender


11.05.18 / LEER MÁS >>