Menu

Noticias

Reflexionan sobre la energía sostenible

09.09.16 / Wendy Quintero - SIMAS

Foto cortesía

En América Latina y el Caribe, la proporción renovable de la oferta energética ronda el 22 por ciento de la oferta energética total . La cobertura eléctrica promedio de la región es del 90 por ciento, pero cerca de 30 millones de personas aún tienen poco o ningún acceso a la electricidad y 65 millones de personas usan leña para cocinar .

Esta realidad y sus posibles soluciones fueron discutidas del 6 al 9 de septiembre por representantes de gobiernos, instituciones financieras y sector privado de la región, en Panamá, durante la Semana de la Energía Sostenible.

Se destacó la importancia de priorizar la inversión en sistemas de energía renovable, verde e inclusiva como mecanismo urgente y efectivo para honrar el Acuerdo de París sobre Cambio Climático y cumplir con los Objetivo de Desarrollo Sostenible y la iniciativa global “Energía Sostenible para Todos” (SE4All).

Mayor acceso

“Si se avanza en esa dirección, la población de Centroamérica podría gozar de acceso a energía limpia a precios asequibles y la región podría dejar atrás la dependencia del petróleo para pasar a un modelo renovable, descentralizado, bajo en carbono, más eficiente y resiliente, que reduzca los efectos del cambio climático y en cuyo centro esté la ciudadanía”, señala Melina Campos, gerente del programa de energía verde e inclusiva de Hivos.

Para combatir esa desigualdad y los efectos del cambio climático, Hivos y ACCESE proponen que la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) y los Estados miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) creen un fondo permanente y sostenible que financie iniciativas de energía renovable, género e inclusión social. Además, les llaman a revisar sus compromisos para combatir el Cambio Climático e incluir en ellos los sistemas de energía inclusiva, como mecanismo efectivo de mitigación y adaptación.

También, como medida prioritaria, sugieren garantizar la participación de la sociedad civil en el diseño, gestión, operación y comercialización de los sistemas de energía.

“Las personas no deben ser vistas sólo como consumidoras, sino también como productoras y emprendedoras del sector energía, la gente tiene el poder de exigir y crear soluciones energéticas innovadoras y sostenibles”, explica Campos y añade: “debemos avanzar hacia sistemas de energía democráticos, bien gestionados y financiados, que sean transparentes, rindan cuentas y den a la ciudadanía un rol central”.

Para Javier Mejía, miembro de ACCESE en Nicaragua, las instituciones financieras internacionales y la banca multilateral también deben tomar medidas. “Deben ampliar sus programas enfocados en transición energética, género e inclusión social; y aumentar los fondos disponibles para que para gobiernos, sector privado y sociedad civil impulsen proyectos de energía renovable”.

Hivos y ACCESE instan a la OLADE a incorporar estas propuestas en las conclusiones de la Semana de la Energía Sostenible, que serán presentadas en la Reunión Anual de Ministros de Energía de la OLADE, por celebrarse en Quito, Ecuador, en noviembre próximo.


Temáticas:
Desarrollo humano con equidad,
Conservación de los recursos naturales,
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

Las semillas son el corazón de la Soberanía Alimentaria


09.18.18 / LEER MÁS >>

Los huertos familiares para comer sanos


09.12.18 / LEER MÁS >>

¿Cuál es la importancia de planificar la finca en el tiempo?


08.30.18 / LEER MÁS >>