Menu

Noticias

La harina de Maseca contiene transgénicos

02.23.06 / None

Maseca © GreenPeace, México

Tomado de GreenPeace, DF, México — Estudios de laboratorio lo han confirmado: en cuatro de nueve muestras de harina de maíz de Maseca, tomadas de 7 plantas distintas, se detectó la presencia de maíz transgénico importado de Estados Unidos. Esto pone en entredicho la publicidad de Maseca que afirma ser "100% natural" y contener "El mejor maíz de esta tierra". Desde abril del 2005, Greenpeace México ha pedido a Maseca que informe cuál es su política respecto a la compra y el uso de transgénicos en sus productos. Maseca se ha negado a responder, aunque en su más reciente informe anual reconoció como un riesgo para sus socios e inversionistas la presencia en sus productos de maíz genéticamente modificado no aprobado para consumo humano en México. "La harina Maseca contiene maíz genéticamente modificado que no ha sido sembrado y cosechado en México, puesto que no hay permisos para sembrar maíz transgénico en nuestro país. Tanto las pruebas de laboratorio como los cupos de importación demuestran que el maíz que Maseca pretende vendernos como natural y nacional contiene en realidad transgénicos importados de Estados Unidos”, dijo Areli Carreón, coordinadora de la campaña de consumidores de Greenpeace México. Esta situación es relevante porque 7 de cada 10 tortillas vendidas en México están hechas con harina Maseca. Esto implica que los mexicanos están comiendo maíz transgénico sin saberlo, lo cual representa un riesgo para su salud en el mediano y largo plazos. Por ello, Greenpeace le demanda a Maseca que se comprometa a no usar transgénicos en sus productos. "Es una decisión técnica y económicamente viable, pues Maseca no depende de las importaciones de Estados Unidos. Por ejemplo, este año únicamente importó 54 mil toneladas. En caso de que requiriera mayores cupos de importación, podría comprar maíz estadounidense no transgénico, cuya oferta está garantizada ya que más de la mitad del maíz que produce Estados Unidos no es transgénico”, concluyó Carreón. Notas al editor 1. ”La presencia de maíz genéticamente alterado en nuestros productos pudieran tener un impacto negativo en nuestras ventas, utilidades y en el precio de nuestra acción. Debido a que nosotros no cultivamos nuestro propio maíz, tenemos la necesidad de adquirir dichos insumos de varios productores en los Estados Unidos de América, México y otros países. Aún y cuando sólo compramos maíz proveniente de agricultores y almacenadores de grano que están de acuerdo en suministrarnos variedades aprobadas de grano, y hemos desarrollado un protocolo para examinar y monitorear nuestro grano en busca de ciertos tipos de bacteria y el uso de ciertos químicos que no están aprobados para consumo humano, es posible que involuntariamente pudiéramos adquirir maíz modificado genéticamente, mismo que no está aprobado para consumo humano. Lo anterior pudiera representar una recolección costosa y exponernos a potenciales demandas que pudieran tener un impacto negativo en nuestras ventas, nuestras utilidades y en el precio de nuestra acción.” El texto completo está en: http://emisnet.bmv.com.mx/informes/infoanua_5454_2005.pdf. 2. De acuerdo con los cupos de importación de 2005, Grupo Industrial Maseca importó de Estados Unidos 54,061 toneladas de maíz, del que por lo menos 45 por ciento es genéticamente modificado. 3. Ver Reporte The World of Corn 2005 de la National Corn Growers Association de Estados Unidos en: http://www.ncga.com/WorldOfCorn/main/WorldOfCorn2005.pdf ¿Sabía usted que? Cuatro de nueve muestras de la harina de maíz de Maseca enviadas a un laboratorio independiente, dieron resultados positivos (1) ¿Qué significan los resultados? La prueba de laboratorio a la que se sometieron las 9 muestras de harina es la reacción de cadena de polimerasa, mejor conocida como PCR que es la prueba más rigurosa y precisa para detectar organismos genéticamente modificados (OGM), a fin de satisfacer los requisitos gubernamentales e industriales en todo el mundo. Las pruebas PCR son exactas y detectan directamente el DNA modificado, hasta un mínimo de 0.01 por ciento. La presencia de las secuencias de ADN promotor 35S y terminador NOS detectadas en las muestras de harina 3a y 4a elaboradas en Tamaulipas, y 1b y 2b elaboradas en Yucatán muestran la presencia incuestionable de maíz transgénico en dichas harinas. ¿Cómo se tomaron las muestras? En abril de 2005, Greenpeace compró paquetes de 1 kilo de harina de maíz de Maseca a la venta al público en los estados de Chihuahua, Guanajuato, Tamaulipas (2 muestras), México y Jalisco, para sumar seis muestras que se enviaron al laboratorio Genetic ID en Estados Unidos. En septiembre del mismo año se compraron otras 3 muestras de 1 kilo de harina de Maseca en Yucatán y Jalisco, que se enviaron al mismo laboratorio independiente. ¿Quién realizó las pruebas? Genetic ID Inc. es una empresa de ensayos y certificación fundada en 1996 que ofrece servicios de detección de OGM a gobiernos, empresas, organizaciones ambientalistas y universidades de todo el mundo. Cuenta con laboratorios en Estados Unidos, Japón y Alemania, así como oficinas en cinco continentes. Sus procedimientos de detección garantizan resultados de precisión máxima. La página del laboratorio es http://www.genetic-id.com/index.htm


Temáticas:
Conservación de los recursos naturales,

Tambien puede interesarle

Los primeros cuatro principios del método biointensivista


10.17.18 / LEER MÁS >>

“Igualdad Primero - para un Mundo sin Pobreza”


10.16.18 / LEER MÁS >>

Reforestar áreas de recarga de fuentes de agua


10.15.18 / LEER MÁS >>