Menu

Noticias

Campesinas cultivan con abono orgánico

01.09.06 / None

Foto @ La Prensa

Tomado del Diario La Prensa. Martha Marina González. María Auxiliadora Montalván, es una campesina que sin tener mayor instrucción académica se ha especializado en el cultivo de productos perecederos y no tradicionales. Su pequeña parcela es modelo en la comunidad El Rodeo, municipio de Condega. Ella produce sin utilizar agroquímicos, lo hace con abono orgánico. Y es que las mujeres de las comunidades rurales no sólo se dedican a los quehaceres domésticos, ahora están avocadas al cultivo de la tierra, “aquí trabajamos duro, como no se halla un mozo, tenemos que ir con el hombre a trabajar al campo”, dice Montalván. Mientras el hombre alista la tierra, las mujeres se dedican a sembrar cebolla, pipianes, chiltomas, ñame, camote, quiquisque, piña, yuca, malanga de secado, caña, granadillas, chayotes, rábanos, culantro, hierba- buena, achiote, café de leche, banano y tomates, además se dedican a la crianza de gallinas, cerdos y cabros. Con la producción de patio, las mujeres salen a caballo con las cargas y cada quince días establecen en la ciudad de Condega un mercado verde en donde se encuentran verduras, frutas y huevos más baratos. El Mercado Verde Según Montalván, el mercado verde ha permitido que los productos frescos del campo lleguen directamente del productor al consumidor, sin intermediarios. Además, las mujeres que se han organizado en el mercadito verde, con las ganancias por las ventas de los perecederos compran el azúcar, el jabón, sal, aceite y arroz, “esos productos no los producimos en la comunidad, y ahora que trabajamos la tierra no nos faltan, y tampoco aguantamos hambre”, expresa la campesina. Marcelena Espinoza, María Auxiliadora Montalván, Ramona Centeno, Vilma Espinoza y Bertha Cárdenas, cultivaban la tierra en la comunidad El Rodeo, y se les perdían las frutas porque no las vendían al mercado y a través del organismo “Octupan” establecieron el mercado verde. El ejemplo de las mujeres de la comunidad El Rodeo, lo siguen ahora las de El Tule, Guayucalí, El Peñasco y La Naranjita, todas ellas cultivan sus parcelas con semillas que les vende más barata el organismo Octupan y las Escuelas Radiofónicas. Productos derivados A través de las Escuelas Radiofónicas las mujeres han sido capacitadas en el cultivo de los perecederos y en el procesamiento de las frutas, ellas han aprendido a preparar la mermelada de piña, papaya y zanahoria. “Si la fruta está muy madura antes de ser llevada al mercadito verde, la proceso, hago la mermelada, la envaso y la llevo a vender”, explica la señora María Auxiliadora Montalván. El trabajo del campo lo hacen las mujeres junto a sus maridos “trabajamos los dos, ellos nos ayudan a alistar las cargas y a sacarlas hasta la carretera y después las trasladamos en el bus de transporte colectivo”, cuenta la campesina


Temáticas:
Desarrollo de servicios de información,

Tambien puede interesarle

Michael convertido en huracán y amenaza a Cuba, México y EUA


10.08.18 / LEER MÁS >>

WhatsApp introducirá anuncios en el estados a partir de 2019


10.03.18 / LEER MÁS >>

¿Sabe usted que al temporal de esta semana le llaman convección?


09.26.18 / LEER MÁS >>